CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA SERVICIOS DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA

CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA SERVICIOS DE
ATENCIÓN PSICOLÓGICA

En este documento encontrará información importante sobre mis servicios profesionales y reglas de trabajo. Aunque es un documento largo es importante que lo lea con atención. Al firmarlo indica que está de acuerdo con las reglas de trabajo que vamos a realizar en conjunto. Con mucho gusto estaré a disposición para responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre esto, ahora o en el futuro.

SERVICIOS PSICOLÓGICOS

La terapia psicológica es una relación entre terapeuta y consultante que trabajan en colaboración hacía la búsqueda del objetivo común de mejorar la calidad de vida y aumentar el bienestar de éste, por lo tanto, conlleva derechos y obligaciones para ambas partes, siendo importante que las entienda con claridad, antes de iniciar el proceso.
Será necesario hablar o enfrentar aspectos dolorosos. Puede incluir la posibilidad de sentir sensaciones desagradables o incómodas como; ansiedad, tristeza, rabia, frustración, etc.
A veces, resulta duro ver la raíz del problema, reconocer que la responsabilidad radica en nosotros mismos. Sea por comisión u omisión, somos los máximos responsables de nuestra vida, de lo que ocurre y/o de cómo lo vivimos. El proceso pasa por dejar de culpar al mundo, tomar las riendas y empoderarnos, esa es mi labor, acompañarte en el proceso terapéutico de autoconocimiento, hacía la realización personal.
A pesar de lo dicho anteriormente, no todo es desagradable, las terapias psicológicas, tienen efectos beneficiosos para las personas que las llevan a cabo y cumplen con las indicaciones pertinentes.
El ritmo lo marca el propio consultante. El acto de exposición y trabajo, será siempre voluntario; a demanda o previa petición de permiso. El respeto será una constante durante el proceso de acompañamiento, por ambas partes.
Somos condicionados desde nuestra infancia (familia, sociedad, entorno, etc.), y a veces, sin darnos cuenta, actuamos más por agradar o no disgustar a otros, que por lo que realmente sentimos y deseamos hacer o decir.
A veces, también impulsa nuestros actos, el intento de evitar sensaciones desagradables internas, como: culpa, rabia, tristeza, etc. Que lejos de evitar, sentiremos hasta trascenderlas; para dejar de reaccionar ante ellas, empoderarnos y gobernar nuestros propios actos, desde una acción limpia y fluida, lejos de la reacción inconsciente que perpetua dicho patrón.
Este es un espacio adecuado y seguro para que sientas lo que tengas que sentir, y te manifiestes con total libertad y confianza, no estoy para juzgarte, estoy aquí para acompañarte en tu proceso. Aunque a veces, te haré preguntas incomodas y no siempre te daré la razón, es importante que confíes.
Debes entender, que hablar es bueno, pero no en exceso, debes atender a mis preguntas. Piensa que, si el terapeuta viese la situación de vida, tal y como la ve su consultante, no podría aportar luz a la problemática, pues tendrían ambos la misma perspectiva. Si estás aquí, algo hay que cambiar, te acompañaré para que puedas ver el bosque. Estás dentro del mismo solo ves los árboles cercanos, ampliemos tu visión.
Las personas solemos perpetuar patrones de conducta relacionales en nuestro entorno más cercano, como: pareja, amigos, trabajo, etc. Suelen ser relaciones basadas en automatismos (dependencias, enganches emocionales, etc.), que repetiremos, hasta liberarnos del patrón de conducta (victima, salvador, verdugo, etc.), por medio del darnos cuenta, tomar conciencia de la realidad. Ese será mi cometido, acompañarte en esa toma de conciencia de la problemática raiz y común que esconde cada una de tus relaciones disruptivas.
El camino de sanación, es el viaje hacía la coherencia, esto es; sentir, pensar, hablar y actuar en armonía.
Hemos de señalar que los resultados de la terapia dependen de varios factores, entre ellos, el papel activo por tu parte, por tanto, es necesario que sigas las indicaciones y practiques fuera de las sesiones de consulta.
En el caso de que la intervención esté fuera de mis competencias o campo de trabajo será mi responsabilidad derivarte al profesional adecuado.
No es posible conocer de antemano el número de sesiones, aunque hay un claro compromiso por mi parte de que tenga la mínima duración necesaria para lograr los objetivos propuestos.

CITAS Y SESIONES

Las sesiones tienen una duración aproximada de 50 minutos, con excepción de la primera, por favor ciñámonos a este tiempo, el exceso de tiempo puede ser perjudicial, es cuestión de calidad y atención. La frecuencia inicial de las mismas será de una vez a la semana, y se irán distanciando progresivamente, según evolución y demanda.
En caso de tener que cancelar la cita o reprogramarla, por favor, informe con un período de anticipación de al menos 24 horas, con el fin de que pueda ser asignada a otra persona de la lista de espera. Finalmente, en caso de llegar tarde, la sesión terminará a la hora acordada previamente.
HONORARIOS PROFESIONALES
La tarifa estándar de la sesión on-line es de 50 € y la presencial es de 60 €, con excepción de la primera que es de 90 € por su mayor duración.
Para las sesiones presenciales y con la finalidad de compensar la mayor frecuencia de sesiones al inicio, contamos con bonos pagados por adelantado, de 4 sesiones por 180 € y otro bono de 10 sesiones por 390 €. En caso de ser utilizado cualquiera de los bonos, incluye la primera sesión como una más.
El pago de la sesión online se realizará al momento de reservar la consulta mediante tarjeta.
Estos bonos y los precios por sesiones sueltas, son precios especiales por motivos covid-19, que cuando pase los efectos más inmediatos de la crisis, se restauran a los precios habituales antes de la crisis.

CONFIDENCIALIDAD Y LÍMITES

De acuerdo con lo establecido según la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y el Código Deontológico del Psicólogo, la totalidad de la información, así como los registros e historias clínicas, están protegidas por el secreto profesional. En este sentido tomo las medidas necesarias para salvaguardar la confidencialidad del material escrito relacionado.
No compartiré ninguna información revelada en consulta con ninguna persona ni entidad. Sin embargo, la confidencialidad tiene un límite de acuerdo con los deberes y obligaciones que la Ley vigente me otorga (atentados contra la propia vida, abusos de menores, etc…). Por todo ello, tengo la responsabilidad de valorar la gravedad de la situación para establecer el límite de confidencialidad.
Igualmente informo que NO se harán informes psicológicos, siendo mi responsabilidad informar y derivar al profesional que si lo realice.

DERECHO A SUSPENDER EL TRATAMIENTO

Tiene derecho a suspender el tratamiento en el momento que lo desee, siendo recomendable que me manifieste su decisión.
De la misma forma, como terapeuta, puedo decidir suspender el tratamiento si considero que no está siendo beneficioso para sus objetivos, si hay retrasos o cancelaciones reiteradas, y si no hay suficiente cumplimiento o adherencia a las recomendaciones terapéuticas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies